fbpx

Borough Market: clímax gastronómico a orillas del Támesis

Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

Borough Market es el lugar que acabará, de una vez por todas, con esos prejuicios sobre la comida británica que llevas arrastrando toda la vida. En este artículo te cuento, con todo detalle, por qué éste es una parada obligatoria si estás conociendo la ciudad.

Este mercado milenario, en la ribera sur del Támesis, ha pasado por tropecientas transformaciones hasta convertirse en un auténtico paraíso para foodies: una amalgama de puestos, restaurantes y pubs que ofrecen lo mejor de la cocina británica e internacional.

Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

En Borough Market no hay ni rastro de combos de comida china (combos antaño populares en Camden, por baratos e indigestos). En este mercado se concentran los mejores granjeros, agricultores, pescaderos, queseros, panaderos y pasteleros del país, para que disfrutes de la mejor comida callejera de la ciudad y llenes tu maleta de exquisiteces.

Una visita a primera hora hará que lo disfrutes en todo su esplendor, como en las imágenes de este artículo. Y es que hay pocos lugares que representen tan bien y de forma tan deleitable la maravillosa diversidad de la capital británica.

Esto es lo que vas a encontrar en este artículo:

Cuándo visitar Borough Market

El número y la distribución de los puestos cambia según el día de la semana, por eso no me arriesgo a poner la localización exacta de los mismos. Además algunos son de temporada o incluso pop-ups: en caso de duda, consulta los horarios exactos en la web.

Borough Market abre de lunes a sábado, pero los lunes y martes el número de puestos es reducido. Los viernes y sábados son los días más concurridos y puede llegar a ser agobiante a la hora de comer.

El mejor momento para visitarlo es un miércoles o jueves, de 10 de la mañana a hora de comer. Cierra a las 5 hrs, salvo los viernes que cierra a las 6 hrs.

En la misma zona o alrededores tienes: la Southwark Cathedral, el Shard, el Shakespeare Globe, la Tate Modern y el Millenium Bridge. Y no muy lejos, cruzando el río, están la catedral de San Paul, la Torre de Londres y los Docklands.

La parada de metro más cercana es London Bridge (líneas Jubilee y Northern). Si andas corto de tiempo y sólo puedes visitar un mercado que sea éste.

Consejos para visitar Borough Market

  • Ve con hambre.
  • Pasa de la paella…
  • Si puedes, llega a primera hora un miércoles, jueves o viernes. Evita los sábados. A última hora también está tranquilo pero hay menos género y apenas quedan muestras para probar.
  • Mejor si vas acompañada/o para compartir y probar más variedad de platos.
  • No seas impulsiva/o: da una vuelta de reconocimiento antes de decidirte por algo.
  • Lleva una bolsa de tela o mochila para las compras.
  • Sustituye los souvenirs chungos que venden en otros lados por productos de este mercado: tu familia y amigos te lo agradecerán.
  • El mercado tiene aseos, puntos de reciclaje y fuentes para que llenes tu botella.
  • Aprovecha para probar lo mejor de la cocina británica: lo tienes prácticamente todo concentrado en un sólo lugar y, además, buenísimo.
Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

Historia de Borough Market

Apuntes curiosos

  • Tiene más de 1000 años de antigüedad y aparece en una saga vikinga de 1225.
  • Desde 1906 está dirigido por un consejo de administración formado por voluntarios.
  • En 1933, durante su auge como mercado mayorista, llegó a tener unos 400 puestos de venta.
  • En la actualidad es un abanderado de la sostenibilidad y el movimiento «Slow Food«.
  • Todos los productos que allí se venden están sujetos a estrictos controles de calidad.

Si quieres todos los detalles de la parte histórica, te los cuento a continuación:

Una posición clave

El «mercado del barrio» o «mercado del distrito» tiene más de mil años de historia a sus espaldas, llenos de altos y bajos. Se tiene constancia de su existencia al menos desde 1014 y esa es la fecha que se usa como referencia. Como dato curioso aparece mencionado en una saga vikinga de 1225 llamada Heimskringla.

La importancia del mercado ha venido determinada siempre por su posición junto al Támesis (aunque no exactamente en la ribera) y el London Bridge ya que durante muchos años este puente fue la arteria principal de entrada a la City of London.

No siempre ha sido un mercado querido por los londinenses: durante los siglos XIII y XIV era percibido como una amenaza para los comerciantes que operaban dentro de los límites de la ciudad, resultando incluso en la prohibición de cruzar el puente para ir a comprar allí.

Finalmente, en abril de 1550, el rey Eduardo VI lo vendió a la City of London por 1000 libras, tras años de resistencia de los habitantes del distrito de Southwark que querían mantener su independencia de la City.

El nuevo mercado

Al crecer la ciudad el mercado, que estaba en la calle principal, se convirtió en un obstáculo para el tráfico y las comunicaciones y el parlamento dio orden de cerrarlo el 25 de marzo de 1756. Los vecinos solicitaron permiso para abrir uno nuevo en la zona, apartado de la calle principal, en una zona conocida como The Triangle. Así nació Borough Market tal como lo conocemos hoy, en su ubicación actual.

Durante el siglo XIX el mercado pasa de ser un mercado abastos a convertirse en mayorista. La construcción del viaducto para las vías del tren se produjo en 1862 y, aunque incrementó el ruido, también mejoró las comunicaciones. El sonido del tren pasando por encima del mercado sigue siendo parte de su identidad a día de hoy.

En 1906 la dirección pasa a manos de un consejo de administración de voluntarios, residentes de la zona, y poco después se construye la entrada modernista. En su momento de auge como mayorista llegó a tener unos 400 puestos de venta al por mayor.

La construcción de otro mercado mayorista en y la posterior llegada de los supermercados fueron las causas de su declive, declive que fue rápido e inexorable.

Borough Market en la actualidad

El renacimiento del mercado como lo conocemos hoy se produjo en 1990 y se debió al renovado interés por los productos artesanales. Establecimientos pioneros como Neil’s Yard Dairy y Brindisa, que tenían sus talleres y almacenes en la zona, decidieron organizar eventos para vender sus productos a pie de calle. Estos eventos fueron cada vez más habituales, dando lugar a la celebración de una feria de más de 50 puestos de productos artesanos en noviembre de 1998. La feria fue un éxito total y sentó las bases de lo que sería el mercado actual.

Muchos de los comerciantes impulsores de este resurgimiento siguen en el mercado y son voluntarios en el consejo de administración. Borough Market es, a día de hoy, un mercado formado por granjeros y artesanos comprometidos con el movimiento Slow Food, la calidad y la sostenibilidad.

Qué probar en Borough Market

Con su gran variedad de puestos británicos e internacionales aquí puedes encontrar casi cualquier cosa: charcutería, quesos del mundo, mermeladas, tés, tartas, cafés del mundo, trufas, carne de caza, panes de masa madre, muesli casero orgánico… las posibilidades son infinitas.

No obstante, si estás de visita conociendo la ciudad por primera vez, podrías aprovechar para probar alguna especialidad británica clásica cómo fish and chips o Scotch eggs.

A continuación te dejo con una selección de 14 sugerencias de todo tipo para que planifiques tu visita al mercado y le saques el máximo provecho.

1. Scotch eggs de Scotchtails

Cuenta la leyenda que los Scotch eggs fueron inventados por Fortnum and Mason como comida «de bolsillo» para el trayecto al trabajo. Son huevos cocidos a los que se les ha quitado la cáscara para luego envolverlos en carne, rebozarlos y freírlos. Se pueden comer tanto fríos como calientes y son perfectos para el picnic.

Los de Scotchtails están hechos con huevos de gallina Burford Brown, que tienen una yema muy densa, y con carne de animales de granja. Tienen los clásicos como el de salchicha Lincolnshire o algunos más raros como el de bacon y cheddar o los de chorizo. Además tienen dos tipos vegetarianos: remolacha y lentejas o boniato.

Mejor para compartir ya que son grandecitos.

2. Panecillo de cerdo asado con salsa de manzana de Roast to Go (cerrado permanentemente… nueva ubicación: Mercato Metropolitano).

Al editar este artículo me he encontrado con la sorpresa de que Roast to Go ha cerrado. A lo mejor no tiene mucho sentido mantenerlo en la lista pero he decidido hacerlo para «honrar su memoria» ya que era uno de los puestos míticos de Borough Market. Espero que reabran en algún momento…

Roast es un restaurante de Borough Market especializado en, adivina, roasts: los típicos asados británicos. Además de los clásicos, son también los creadores del roast de hamburguesa, no exento de polémica.

Pero si un asado es mucho, entonces píllate uno de sus panecillos en Roast to Go. Tienen de pollo, roastbeef, scotch egg e incluso pescado, pero mi favorito es el de las fotos: el panecillo de cerdo asado con salsa de manzana y piel crujiente.

2. Pizza de masa madre de Turnips Borough

La verdulería más icónica del mercado tiene su extensión en esta pizzeria, situada en una bóveda de la calle Bedale. Y si las verduras son de Turnips, la masa es de Bread Ahead, la misma panadería que elabora los donuts del punto número 11.

Si esta es la pinta que tienen las pizzas, espera a ver los donuts 😉

3. Comida india vegetariana y vegana de Horn OK Please

Es hipnótico ver cómo elaboran la moong daal dosa (crepe de lentejas) en este puesto. Tienen, además, aloo tikki (croquetas de patatas especiadas) y chana chaat (ensalada de garbanzos).

4. Fish & Chips de Fish! Kitchen

El plato más famoso de la cocina británica tiene algo de español, ¿lo sabías? Te lo cuento en este artículo.

Nada como aprovechar la visita al Borough Market para hacerse con una buena ración de fish and chips para comer sobre la marcha.

5. Bao de Bao Borough

Local completo con su sala de karaoke y todo. Tiene un mostrador que da a la calle dónde puedes pedir los bao para llevar. Son carillos, la verdad, aunque muy ricos. Yo me pedí el clásico, pero había otro de nuggets de pollo que también tenía muy buena pinta.

Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

6. Khao Soi vegano de Greedy Khao

¿Qué puedo decir del khao soi que no haya dicho ya? Los que me seguís desde el principio sabéis que es mi comida favorita de Tailandia, en este artículo te cuento en qué consiste este plato en su receta original.

Es un puntazo que en Borough Market lo tengan en versión vegana, también tienen salteado pad kaprao (¡con huevo frito vegano!) y curry verde con falso pollo. Si estás en «modo tailandés» entonces deberías rematar la faena con unas khanom krok (ver puesto número 11).

7. Sandwich de queso fundido de Kappacasein Dairy

Esta toastie de queso fundido, aparentemente simple, es toda una institución en el mercado: se trata de dos buenas rebanadas de pan, tostadas con una cantidad ingente de raclette, que rebosa gratinado por los costados.

Si eres un amante del queso, este sitio te va a encantar. En Kappacasein Dairy elaboran todos sus quesos en una fábrica cercana, fabrica que también se puede visitar. Tienen otro plato estrella, el que viene justo a continuación.

8. Patatas hervidas con queso raclette y pepinillos también de Kappacasein Dairy

Segundo plato de esta quesería, igualmente mítico: las patatas hervidas con pepinillos y una súper capa de queso raclette gratinado por encima. En esta secuencia de fotos tienes toda la información que necesitas:

9. Bocata de chorizo, pimientos y rúcula de Brindisa

Si eres español/a te estarás preguntando: ¿para qué quiero yo un bocata de chorizo en Londres? Razón no te falta, este bocata no debería ser tu prioridad, pero es muy popular en blogs de streetfood londinense y no podía faltar.

Esta no es la única razón: esta importadora de productos españoles es también una de las promotoras del mercado tal como lo conocemos hoy, como te he comentado en la parte histórica del artículo.

10. Donuts de Bread Ahead

Bread Ahead no es sólo una panadería artesanal sino también una escuela en la que puedes aprender a hacer todo tipo de repostería: pan de masa madre, hojaldre, pizzas y, si eres goloso, sus famosos donuts. A través de su pared de cristal puedes ver la incesante e hipnótica labor de sus panaderos.

Los donuts de este sitio son algo de otro mundo… los más esponjosos que he probado nunca, tanto en la masa como en el relleno. No te puedes ir de Borough Market sin probarlos.

Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

12. Tortitas de leche de coco de Khanom Krok

Las khanom krok son uno de los dulces más famosos de Tailandia. Tienen un aire a las pancakes holandesas pero están hechas con leche de coco y arroz. ¡Son realmente adictivas!

12. Helado de leche de cabra de The Greedy Goat

Esta heladería es muy peculiar: elabora helados con leche de cabra, más fácil de digerir para los intolerantes a la lactosa.

El de la foto es un rainbow cone de chocolate. No sé porqué pero pensaba que, al igual que con el queso, el sabor a leche de cabra se notaría, pero la verdad es que no: el sabor es muy suave y eso me decepcionó un poco.

Borough Market: deshazte de tus prejuicios sobre la comida británica en este mercado milenario dónde lo mediocre no tiene cabida | Gastronomadistas

13. Café de Monmouth

Una institución en la zona como así lo atestiguan las colas que se forman para probar su café. Monmouth compra el café directamente a productores y cooperativas, supervisando todo el proceso de producción. El grano se tuesta una vez en Londres.

Esta cafetería tiene una vista privilegiada de una de las entradas al mercado, con el Shard de fondo, lo que la convierte en un sitio especial para empezar el día o recargar las energías antes de continuar la visita.

14. Café con cacao de Rabot 1745

¿Una tienda/cafetería especializada en café y cacao? No se le puede pedir más a la vida.

Rabot 1745 es también un restaurante en el que todos los platos llevan cacao, pero a mi lo que me gusta son sus chocolates calientes y su café con chocolate. Otro lugar perfecto para una parada técnica.

Si has llegado hasta aquí, ¡muchísimas gracias!

Espero que este artículo te sea útil para planificar tu visita a este mercado increíble. Si es así, cuéntame qué tal ha ido en comentarios.

¡Que lo disfrutes!

Guárdate el artículo mediante uno de estos Pins:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *