Go Back

Aceite de guindilla picante o "chilli oil"

Copos de guindilla macerados en aceite con especias, un aliño de la gastronomía china que queda bien en casi cualquier plato y se conserva muchísimo tiempo.
Tiempo de preparación10 min
Tiempo de cocción30 min
Tiempo total40 min
Plato: Aliño, Condimento
Cocina: Asiática, China, Tailandesa
Keyword: aceite de guindilla, chilli oil

Equipment

  • Sartén
  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Bol metálico o cazuela grande
  • Colador
  • Termómetro de cocina (opcional)

Ingredientes

  • 1 vaso de "chilli flakes", unos 100 gr. Copos de pimienta de Sichuán u otro tipo de pimienta (yo he utilizado ají argentino).
  • 3 cucharadas granos de pimienta de Sichuán u otro tipo de pimienta (yo he utilizado una mezcla de varias pimientas). Unos 30 gramos.
  • 2 cucharadas semillas de cilantro, unos 10 gramos.
  • 3-5 estrellas de anís
  • 5 semillas de cardamomo
  • 1-2 ramas de canela
  • 3 hojas laurel
  • 2-3 dientes de ajo (opcional)
  • 1 1/2 vaso aceite de girasol, canola u oliva suave. Unos 350 ml.
  • 1 cucharadita sal

Elaboración paso a paso

  • Tostar ligeramente los granos de pimienta, las semillas de cilantro, el anís estrellado, el cardamomo, la rama de canela y el laurel en una sartén a fuego medio, moviéndolos continuamente. Retirar del fuego cuando desprendan aroma y empiecen a cambiar de color.
  • Verter las especias en el cazo con el aceite y los ajos chafados (sin pelar) y subir la temperatura hasta que se vean burbujitas muy pequeñas (si tienes termómetro serían unos 108ºC). Mantener a esta temperatura unos 30 minutos, sin perder de vista el cazo (en mi vitrocerámica era entre las marcas 2 y 3). Los ajos deben retirarse antes, a los 10-15 minutos o tan pronto como se doren.
  • En el bol metálico o la cazuela grande poner los copos de guindilla y la sal. Colocar encima el colador.
  • Subir la temperatura del aceite, sin dejar de controlar con el termómetro, hasta que alcance los 130ºC. Si no tienes termómetro hasta que las burbujas se incrementen, debería tardar segundos.
  • Apagar el fuego y colar el aceite sobre los copos de guindilla con cuidado ya que éste va a burbujear y expandirse (de ahí la necesidad de usar un recipiente que no pueda explotar o resquebrajarse). Descartar las especias y remover un poco el aceite caliente para que el calor llegue bien a todos los copos. Dejar enfriar.
  • Una vez frío, envasar en botes de cristal.

Notas

  • Juega con las especias o simplemente aprovecha las que tengas en casa.
  • Con aceite de sésamo también funcionaría pero se vuelve rancio con facilidad.
  • No es imprescindible guardarlo en la nevera. Si lo haces, ten en cuenta que el aceite de oliva tiende a solidificarse.
  • Con las cantidades aquí indicadas me ha dado para llenar dos botes y medio como el de la foto (el clásico para especias de Ikea de 150 ml), cantidad suficiente para meses.
  • Va bien con todo: hummus, verduras  y patatas asadas, carne a la brasa, sopas de noodles, woks, platos con yogur o queso fresco, pasta, ensaladas, etc.